Falta de innovación, genera problemas de productividad en empresas.

 

La falta de innovación es el principal problema de productividad para ocho de cada 10 empresas instaladas en México. El especialista de la UNAM, José Luis Solleiro, dijo que a pesar de que un alto porcentaje de compañías sufre por falta de gestión y de inversión o inadecuación de los recursos humanos, no mejoran sus procesos.

Muchas veces existe personal que no está capacitado para realizar una tarea específica o los mecanismos de producción son viejos y obsoletos, que reducen la productividad y aumentan los costos y eso genera pérdida en la utilidad.

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) señala que México tiene un reto en materia de productividad pues ha decrecido en los últimos 30 años a una tasa promedio anual de 0.7 por ciento. “El crecimiento negativo de la productividad es una de las principales limitantes para el desarrollo nacional”, señala parte del diagnóstico.

“Uno de los problemas más graves de México es la falta de productividad, tenemos problemas críticos de productividad y eso nos impide sacarle jugo a nuestros recursos”, comentó el experto en Gestión de la Innovación, durante un encuentro de transferencia tecnológica, realizado en la UPAEP.

Añadió que se da un círculo vicioso en la mayoría de las compañías en México y en el estado de Puebla, porque la falta de dicha productividad eleva los costos de producción, que se transfieren al consumidor final, generando una inflación de precios.

“Hay un problema de las capacidades en los recursos humanos, las empresas no siempre cuentan con el personal adecuado para lo que pretenden hacer y luego hay una situación que es bien fea, necesito gente más calificada, pero no les quieren pagar, los sueldos en México son muy bajos”, resaltó el especialista.

La productividad, añadió, siempre es medible y existen estándares internacionales para elevarla; no obstante, consideró que se tienen que hacer las mejoras a veces con recursos precarios y con poca inversión, y generalmente las pequeñas y medianas empresas ven resultados importantes, pero las más avanzadas, deben hacer un esfuerzo mayor que parece que tiene avances menores pero las hace más competitivas.

Finalmente, el académico destacó que existen compañías cuyos dueños tienen arraigos culturales importantes y siguen trabajando con maquinaria de hace 40 años a pesar de que consuma una cantidad elevada de electricidad y eso eleve costos de producción.

Maritza Mena

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *